10.jpg

En cuanto a su arquitectura, es tan variada como la de los paises que habitan. Una de las construcciones más llamativas es la de los Bereberes que viven en las colinas del Jebel Nefusa. Éstas son casas subterráneas talladas verticalmente u horizontalmente en la caliza. Algunas de las casas se parecen cuevas simples cortadas en las cuestas de la colina. Otras se excavan profundamente en la tierra con una red compleja de cuartos alrededor de un hoyo central que sirve como fuente.

Sobre sus creencias, desde su conversión al Islam en el siglo séptimo (anteriormente eran mayoritariamente cristianos) son fieles obserbantes de dicha religión., salvo el ayuno del ramadán del que están exentos los que viajan.

Como la mayoría de los seguidores de Islam en el norte de Africa, muchos Bereberes creen en la presencia continua de varios espíritus (djinns). La adivinación es cumplida a través de los medios del Corán. La mayoría de los hombres usa amuletos protectores que contienen versos del Corán.

En Marruecos los Drawa Berbers habitan la región del valle del rio Dra; los Dades viven en el nordeste; los Mesgita, Seddrat, y Zeri a lo largo de los afluentes del noroeste ; los Ghomara viven en el Rif marroquí, en la región nororiental del país, al norte de Fez; los Kabyle, significando “las tribus,” originalmente se refirió a todo el Berberes , hoy, sin embargo, sólo se refiere al Berberes que vive en los Montes al-Quabail; los Sousi en el Alto Atlas occidental.