14.jpg

Essaouira – Se trata del antiguo puerto tanto de Marrakech como de la lejana Tumbuctú en el actual Malí.

Essaouira es una ciudad amurallada junto al mar al estilo de Peñíscola en el País Valenciano donde el viento se sopla fuerte y nunca hace calor en verano. También es conocida por su festival anual de música gnawa a finales de junio.

Haz – Haz fue la capital de Marruecos en la antigüedad y actualmente tiene el honor de conservar aún casi entera la ciudad medieval que es a la vez la ciudad cerrada al tráfico motorizado más grande del mundo.

Marrakech – Marrakech es la principal destino turístico de Marruecos, con sus colores, olores y calor del sur, sus mercados artesanales y las ruinas de sus antiguos palacios.

La gran plaza de Djemaa el Fnaa, al momento en que se pone el sol, es uno de los grandes espectáculos más vistosos del mundo. No obstante, a muchos no les gustará el estrés proveniente de los falsos guías y los vendedores, así como el artificialidad que se respira al pasear por los hoteles y riads de lujo en un país tan pobre como Marruecos.

MEKNES – MEKNES fue la ciudad donde se creó la dinastía que gobierna actualmente en Marruecos, en consecuencia se pueden ver palacios y monumentos islámicos bastante interesantes.

Su medina es un lugar tranquilo por donde pasear con él más tranquilamente que en la vecina Haz. Además, está justo al lado de las principales ruinas romanas de Marruecos Volubilis.